10.4.15

Tengo, debo y quiero explicarte…



Tengo que encontrar la manera de hacerte entender
por qué en la vida se sufre,
por qué los años pasan y los problemas crecen,
por qué a menudo el que más pone, más pierde,
por qué sin razón aparente todo se desmorona.

Tengo que contarte por qué en la vida debes arriesgar
y equivocarte… y con ello aprender.

Debo prepararte para ser amplio de miras y 
conseguir que te preguntes por todo.

Debo ser tu ejemplo, tu almohada y tu cruz.
Debo enseñarte a medir el miedo…

Quiero que, aunque sea incómodo e incierto, 
te expongas ante los demás
y no busques la comodidad del gris,
porque descubrirás y te descubrirás,
porque te harás más fuerte.

Aún así, me queda una lección sumamente importante…
debo explicarte y no sé cómo
que la vida tiene mucho de caprichosa y tendrás que aceptar sus reglas invisibles.

Esa fortaleza de la que antes te hablaba te ayudará a recuperarte, 
te ayudará a recobrar el aliento
porque la vida sigue y te pedirá que saltes sus olas, 
y verás que merece la pena.

• • •
A mi hijo adolescente, que cada día se pregunta por más cosas.
• • •

Virginia

1 comentario:

  1. ¡¡Bravo Virginia!! Lo compartiré,sobre todo, con mis hijas a las que solía decirles cuando protestaban o alababan mis decisiones: No os equivoquéis,no soy vuestro amigo soy vuestro padre.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...