25.1.13

Mmm… Muffins de puerro y cabrales



A la paz de Dios, hermanas/os, hoy vengo con una recetilla que a mí me soluciona muchos compromisos. A saber:

- invitación a casa de amigos inesperada.
- amigos que llegan a la tuya con lo de: "que frío hace fuera y como hemos pasado cerca de aquí, a ver si nos invitas a un cafetito…" y se quedan por lo general a cenar.
- Hijo y marido acuciando con la cena porque vienen hambrientos, y la menda que en ese momento no sabe ni como se llama.
- Invitación a casa de los suegros. Y una que ha estudiado algo de protocolo y buenas maneras, y ¡que coño!, le gusta quedar bien, llevando un vinito y alguna recetita mona, siempre mona y rica para abrir el apetito.

Pues eso, que son fáciles y rápidos de hacer, a la par que resultones según los vistas. 
Tamaño bocadito, para picar, 
tamaño magdalena para un segundo plato, 
o en plan rústico con papel vegetal (de cocina) y molde metálico para una reunión informal con cata de vinos, junto con tabla de quesos y aceitunas.

Los ingredientes: Huevos, leche, harina, aceite de oliva (siempre virgen extra), levadura (de la de tipo Royal de sobrecitos), cabrales (puedes sustituirlo por azul o roquefort), puerros, sal y pimienta.
La infraestructura: sartén, horno, moldes de silicona o de papel, (los de la foto son con molde de silicona).
Los pasos y las cantidades: (cantidades para 2 huevos: salen como nueve en molde tipo magdalena) 
- 2 huevos
- 8 cucharadas soperas de harina
- 8 cucharadas soperas de leche
- 6 cucharadas soperas de aceite
- 1 cucharada de postre de levadura
- 1 puerro
- 100 grs de cabrales desmenuzado en plan tosco, no muy pequeños, para que te encuentres con la delicia cuando los muerdas. ¡Ojo! más pequeños si son para tamaño bocadito.

Se cortan los puerros a rodajitas más o menos de medio centímetro y luego a la mitad, y se pochan hasta que quede blandito con un poquito de sal y pimienta. Se reserva.
Se pica el cabrales aparte. Se reserva.
Se mezcla los huevos, la leche, el harina, la levadura, el aceite y un poquito de sal. 
Se mezclan en el bol el puerro que se habrá templado y el cabrales desmigado, junto con la mezcla anterior que será ligera.
Se rellenan los moldes con cuidado y no del todo, repartiendo bien el puerro y el cabrales, y al horno, 170º arriba y abajo y un poquito de ventilador. Esperar hasta que estén doraditos.

Nosotros somos muy queseros y nos encaaaaaaantan. En casa hay como mínimo tres tipos de quesos. Los imprescindibles? manchego y cabrales, los demás rotan.

Y no te digo ná si los tomas con un buen tinto. Directita entras en FUSIÓN NUCLEAR.

¿Os gusta tanto como a nosotros este magnífico queso patrio?



4 comentarios:

  1. Mmmm, a mí me encanta el queso azul y el cabrales... soy súper quesera también. Pero a Padre nada de nada, así que esta receta... pa mí solica. O cambio de queso, que es otra opción...
    Tengo hasta los moldes de silicona... cachis!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostra! Madreymas que ilusión me ha hecho tu comentario. Como sabes soy novata y es todo un honor tener noticias de una veterana A+++
      Gracias
      Vir

      Eliminar
  2. Ayyyy!!! he tenido el placer de probarlos de tu mano y puedo decir que están de PECADO MORTAL!!!
    Gracias Vir, me encanta tu blog.
    Besitos!
    N.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro.
      Es un gustazo tener amigas como tu.
      Vir

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...